El Blog

Qué buen día hace! Lástima que lo esté desaprovechando después de tener la ventaja de haber votado por correo. Lo guay sería tener ya las bicis que nos hemos comprado Rocío y yo y haber salido a dar una vuelta por el campo o la playa, pero aún nos tenemos que esperar a que nos la traigan porque la tienda no las tenía en stock.
Me he subido a la azotea un rato, a llenarme de sol y a escribir en el blog, que ya hacía tiempo que lo tenía descuidado, y mientras subía me preguntaba el por qué de tanto tiempo desde la última vez. Quizás porque no tenía suficiente tiempo para pensar en algo bueno que postear, quizás porque no tenía ninguna preocupación o nada que celebrar, quizás porque he sabido de algunos que me siguen y que no quieren saber de mí… El caso es que he sentido la necesidad de buscar el por qué o para quién escribo, que no lo sé.
Me planteo qué quiero mostrar a quienes quieren leer esto y caigo en la cuenta de que hay gente que sí que le importo, que me lo demuestran. Con ellas quiero compartir más que palabras y me ayuda esta herramienta, directa a lo que transcurre por mi cabeza y mi corazón, en el momento en el que las tecleo. Con otros quiero compartir preocupaciones, denuncias, críticas e ideas, hasta consejos para saber qué piensan, cómo hacer y por qué. Pero hay otros que me desconciertan: Un paso silencioso, al que le muestro mi yo pero no dejan, o no se atreven a dejar, un testimonio de su andadura. El problema es que me hacen plantear abandonar este mundo para ir tras las reconfortantes páginas de un diario tradicional, que no hago porque me vale más llegar a esos pocos que realmente se interesan por mi a pesar de no transmitir de la misma forma.
Pienso casi a diario en vosotros, pero no trato de buscaros porque me habéis dejado claro que no queréis saber de mi. Iluso yo que no me bastó con un “addio” y seguí buscando un “attimo”. Pero ya no. Es evidente que nunca podré olvidaros, ni quiero, pero tampoco quiero atormentarme. Ahora ya pasó esa etapa. Una más en mi vida de la que guardo, en lugar no visible, aquellos buenos momentos que sentí. He perdonado los malos, porque como vosotros decíais, no se olvidan tan fácilmente. No sé si debo postear todo esto, pero ahora es lo que siento. De todas formas nunca he sido cabezón para aceptar otras ideas, casi siempre me he dejado moldear y lo sabéis.
Nunca os deseé mal alguno, todo lo contrario. Suerte y que os vaya bonito.
Anuncios

2 pensamientos en “El Blog

  1. caray, como te has levantado en un día tan bueno, jeje.PUes que hay que creo que tu blog lo visito yo más que tu y eso que no tengo habitualmente internet. Siempre es bueno que nos cuentes como te va o conocer algo curioso que puede pasar desapercibido pero que ahí estás tu para presentarnoslo. NOS VEMOS ESTA SEMANA SANTA ESPERO QUE OS VAYA BONITO A USTEDES TB

  2. Hola!! La verdad es que a mi tu blog me sirve para saber de ti, que hace mucho tiempo que no te veo, y así por lo menos sé las cositas que vas haciendo, tus proyectos y esas cosas. Es una herramiento que suple mi (o nuestra) falta de tiempo para poder contactar. De todas maneras, te doy un consejo, escribe pensando en que no te va a leer nadie, y así esribirás siempre lo que te apetezca.Por cierto, ayer aprobé el práctico!!! Ya tengo carnet!! Lo pondré en mi blog, que hace tiempo que no te veo por alli.Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s