Great Expectations

Cuan motivante puede ser que algo inesperado y bueno suceda. Tener la oportunidad de elegir entre lo que tienes y lo que te ofrecen. Claro que luego está lo que realmente quieres. Y es cuando te confundes y te das cuenta que no sabes lo que quieres.

Creo que es mi caso. Sueño con grandes proyectos en la vida pero no termino de llevarlos a cabo. Vuelve a mi una y otra vez aquella frase de que “la vida es lo que sucede mientras nos empeñamos en hacer planes”. ¡Cuánta verdad contenida en doce palabras! Me considero bastante iluso empeñado en hacer planes megalómanos de futuro: profesionales, personales…; para luego conformarme con la mediocridad. La culpa únicamente mía. Es mucho más fácil y seguro no arriesgarse… tanto. Y digo “tanto” porque verdaderamente soy una persona que apuesta y arriesga… pero voy sobre seguro, no me arriesgo a perder.

Mis planes a medio plazo volverán a cambiar mi vida. Mientras tanto, sigotengo grandes esperanzas y sueño con un plan maestro. Un plan que seguramente no llevaré a cabo: dominar el mundo.

Anuncios

Cambiando el rumbo

Aquí volvemos a las andadas literarias empujado por motivaciones etéreas y latentes pero que, por pereza o falta de tiempo, no llevo a cabo.

Todo sigue igual. Más o menos. Pero se avecinan cambios. Estoy cayendo en la cuenta en cuánta razón tiene esa frase que dice “la vida es aquello que te pasa mientras te dedicas a hacer otros planes en ella”. Pues eso. La vida misma.

Hoy estoy de bajada al sur. Bajada relámpago a ver a la familia y amigos después de cinco meses sin pisar “la patria”. No me malinterprete, no soy de los que defienden a ultranza la tierra sino de los que piensan que la unión hace la fuerza, pero el querer a la tierra en la que uno nace y hace es inexplicable. Cinco meses en los que han vuelto a pasar infinidad de cosas. No he parado de viajar casi ningún fin de semana. Encuentro un cierto placer en la incomodidad de no descansar en el mismo punto del mapa cada semana, de confrontar opiniones con amigos, extraños, amores, gente en general. Y eso que, a medida que envejezco, soporto menos a la humanidad… Tal y como un viejo amigo me describía y yo le juraba que no lo haría. Llamémosle “viajesoquismo”.

Normalmente no suelo pensar mucho en los viajes. Reflexiono poco cuando estoy con gente. Al menos conscientemente. Pero hoy estoy viajando solo y tengo tres horas de espera en Atocha entre tren y tren. Aquí suelo frecuentar la cafetería “Il Caffè di Roma” donde aprovecho para cargar el móvil además de disfrutar de un verdadero café italiano. Y estoy reflexionando bastante. Sobre amigos de verdad, sobre conocidos y sobre gente con la que no quiero estar.
Conclusión número 1 del viaje: Sí, hay gente que “no me conviene” y me hace sentir mal. Creo que no hay necesidad de gastar tiempo con ellos. En la balanza de beneficios y perjuicios pocas veces sale positiva.

También sobre trabajo. Este es un tema bastante peliagudo en mi vida. Me considero una persona ambiciosa, a pesar de que a edades tempranas de mi vida me conformara con poco. Pero cada vez voy a más. Es una espiral de “ambicionismo” de la que me resulta prácticamente imposible escapar. Hoy por hoy, intento abarcar todas las disciplinas que en mi vida siempre quise hacer y, por una mezcla de responsabilidades estudiantiles y por vaguedad, no hice en su día: teatro, música, deporte, idiomas, lectura, fotografía… Casi no tengo “tiempo libre” ya que estas actividades las he transformado en obligaciones semanales. Vivo estresado, sí. No lo puedo negar.

Conclusión número 2 del viaje: Pero quiero relajarme. No sé cómo. NECESITO relajarme y dormir. Pero no me dejo.

Por último he estado pensando que me gusta escribir y nunca lo hago. Dejé de hacerlo en Italia para que mi madre no se preocupara por las “aventuras” por las que pasaba. Y es que… Soy escritor de dramas… Sé me da mejor y estoy más inspirado cuando entro en semi depresión. Igual por eso hace mucho que no escribo. También porque no quiero que la gente que me conoce cambie su forma de verme, de actuar, de pensar, se deprima… Escribo mejor solo. Lo cual es más propio de un diario que de un blog.

Pero así llego a la conclusión número 3: tengo que escribir más. No sé cuándo pero tengo que hacerlo.

A ver cómo desarrollo estos tres puntos. En principio no tiene que se muy complicado… El último creo que es el que más me va a costar.

Y ahora, me voy a Sevilla.

Buon viaggio!

20130927-212955.jpg

New stage

Son las 8.30 de la mañana y llevo desde las 6.00 sin poder volverme a dormir. Hoy vuelvo a darle un pequeño cambio a mi vida puesto que me mudo. Dentro de la misma ciudad, manteniendo los mismos amigos… Únicamente muevo 5 minutos de mi vida. La verdad es que llevo mucho tiempo queriendo hacerlo… Prácticamente un año (o más) que no terminaba de buscar un nuevo lugar en cada rato libre.

Me viene bien cambiar. Siempre es un estímulo extra a la hora de desenvolverme en la vida, en el trabajo… Me gusta la rutina pero hasta cierto punto. Quizás eso me beneficie a la hora de crecer también, tanto personal como profesionalmente… A pesar de que mantiene lejos de los que quiero… De los que quiero con toda mi alma y que me roban alguna lágrima todas las semanas.

¿Próximo cambio? Espero que el año que viene, y siempre A MEJOR.

“A buen fin, no hay mal principio”

Edward Hopper - The long leg

Ha pasado más de un año ya desde la última vez. Y ha sido un buen año. Quizás sea una buena excusa para no haber escrito nada desde entonces. Mucho tiempo libre ocupado, conociendo, disfrutando, aprendiendo, queriendo. Ahora ya estoy inmerso en el mundo laboral. Trabajando mucho y cobrando poco… pero es como se supone que hemos de empezar. Y más en estos tiempos que corren, en los que no está el mercado para ir rechazando oportunidades. Hoy por hoy, vivo en una situación bastante atípica. Las suertes del destino hicieron que hace un año viva esta situación ahora. Situación en la que mil kilómetros me separan de los que más quiero: Mi mujer, mi familia y mis amigos. Y no veo la hora de volver. De momento quiero trazar una línea bermellón en Pamplona que se llama 11 de junio de 2014. Una fecha en la que partiré aunque no sé bien hacia donde. Dos años de experiencia profesional como especialista en una gran empresa me avalarán en la búsqueda de un nuevo futuro algo más cerca de mi tierra, de los que siempre llevo en mi presente. Ellos son mi fin en estos comienzos, y desearlos, es lo que me empuja en este mal principio.

Un año y medio.

Tecnologías

La semana pasada leía en el periódico de papel un artículo sobre cómo es posible “imprimir” en plástico u otros materiales objetos diseñados en 3D mediante un ordenador. Se atrevían en aventurar un futuro en el que, si algún día nos hiciera falta unos zapatos de deporte solo tendríamos que buscar un modelo en internet, cargar la impresora con el material, encender la “impresora” y salir a dar una vueltecilla por la calle, que al volver, estarían nuestras nuevas zapatillas listas para usar. No es ciencia ficción. La maquinita cuesta hoy día 16000€, pero quizás, en diez o quince años, muchos de los “Chinos” no tendrán mucho sentido puesto que tendremos al alcance de un botón casi cualquier cosa (que quepa en este horno mágico).

Parte positiva y parte negativa como todo. ¿Llegará a perderse la costumbre de ir a comprar algo con un amigo/a y tomarse una cerveza o un café? En verdad no creo que lleguemos a tal extremo, pero estoy seguro que no será lo mismo. Verdaderamente me doy cuenta en estas fechas en las que estamos, Semana Santa, la cuál este año me está resultando un tanto particular. Normalmente son unas fechas en las que charlamos mucho en familia sobre muchos temas, pero estoy viendo cómo todo eso está cambiando: Éste año, somos 5 los que tenemos la Blackberry, y como habréis podido imaginar, hay más frentes de comunicación abierto, pero individuales.

Os dejo un video que nos pasó TheGoodFather y que me parece muy triste… hasta el punto de querer tirar mi bb a la basura. A ver si aprendo a desconectar más a menudo.

A Pamplona hemos de ir…!

unavPues sí, al final ha merecido la pena el esfuerzo. Tantas semanas de incertidumbre y el miércoles en Madrid se resolvieron todas de golpe. 374. Universidad de Navarra. Especialización en Farmacia Industrial y Galénica en la Universidad de Navarra. La verdad es que asusta un poco tanto renombre, pero intentaré hacerlo lo mejor posible, como mi paso por Farmacia o mejor si cabe. Muchos nervios acumulados desde entonces, peor que si me volviese a ir de erasmus aunque esté mucho más cerca, y es que he estado leyendo el programa de la web y es muy bueno, con clases, seminarios y defensa de trabajos en Inglés… todo un reto.

Pero lo más agobiante es la cantidad de cosas que me quedan por hacer antes de Julio que es cuando empezaría: buscar piso, inquilinos para el de Sevilla, tema boda… A pesar de que sarna con gusto no pica, no puedo decir lo mismo de todo el mundo que está a mi alrededor. Ésta es una apuesta difícil: dos años lejos de todo que intentaré compensar con visitas frecuentes… pero con la esperanza de un buen futuro profesional y económico, una vez que acabe, para mí y para mi familia.

Gracias a Rocío, que es la que más me ha apoyado en todo, lo sigue haciendo y que, sin ella, no tendría sentido nada de esto. Tvtb

II VillaBlog – Comarca de Doñana

II VillaBlog - Comarca de Doñana

II VillaBlog - Comarca de Doñana

Ya está abierta la inscripción para el segundo encuentro de bloggers de la Comarca de Doñana. Hasta el día 19 de marzo 26 de marzo podrá hacerlo todo aquel que quiera participar en estas jornadas sobre nuevas tecnologías y comunicación. No es necesario que tenga un blog, pero le aseguro que deseará hacerse con uno después de estar con nosotros y descubrir las posibilidades que le da. Yo no soy precisamente un blogger ejemplar, puesto que estoy más habituado a consumir más que producir información blogger, pero puede deleitarse con alguno de los autores que se acercarán el 9 de abril por Rociana del condado y seguro que será un lector asiduo de ellos. Ésta semana estamos intentando difundir que está abierta la convocatoria. Le ruego a usted, que me está leyendo en estos momentos, que se de una vuelta por la web y descubra quiénes somos y qué pretendemos. Y si sigue interesado, espero verle pronto en persona 😉